9 consejos para preparar una auditoría interna efectiva


Consejo 1: Identifica los procesos que vas a analizar.


  • Establece un programa de auditorías para que planifiques diferentes auditorías a lo largo de uno, dos o tres años.

  • Una herramienta que puedes usar para analizar los procesos de tu negocio, es un diagrama de flujo.

  • Por lo tanto, identifica y selecciona los procesos más críticos. esos serán los que puedes empezar a analizar primero.


Consejo 2: Establece un programa de auditoría

  • Te servirá para asegurarte que habrás auditado todos los procesos de tu organización.

Consejo 3: Solicita la documentación de los procesos que vas a auditar

  • Puede ser un manual, un procedimiento o una instrucción de trabajo.

  • Cualquiera de estos documentos, puede servirte para que tengas más detalles sobre los pasos que componen ese proceso, quien lleva a cabo cada paso, qué registros de control se generan, etc.

  • Si no existe documentación de los procesos en esa área que vas a auditar, podrás hacerte una idea con el diagrama de flujo que te han entregado o has dibujado en el paso 1.

Consejo 4: Identifica qué valor aporta o cuál es el objetivo de ese proceso

  • Apoyándote en la documentación de los procesos y los diagramas de flujo, sabrás perfectamente cuál es el valor que aporta cada proceso al producto o servicio que entrega tu organización al mercado.

  • Identifica el por qué existe ese proceso y cuál es el objetivo que cumple en el resultado final del ciclo productivo de la organización.

  • Ese análisis te ayudará a entender el valor que aporta ese proceso en la entrega del producto o del servicio al mercado.

Consejo 5: Identifica registros de control que puedan existir para cada uno de los procesos


  • Con el diagrama de flujo y la documentación de los procesos que tienes en tu poder, podrás ver si existen ciertos registros de control que aseguren que se está llevando a cabo este proceso de manera ordenada y controlada.

Consejo 6: Establece y comunica un plan de auditoría


  • Este paso te ayudará a ti a marcarte una agenda de trabajo a la hora de realizar la auditoría y les servirá a los compañeros para que les comuniques qué vas a auditar dentro de sus departamentos y a qué hora aproximadamente te reunirás con ellos.

Consejo 7: Comienza la auditoría y pregunta cuando no entiendas algo

  • En este paso, ya en plan tarea de revisión, tienes tu plan de auditoría bien establecido y sabes qué procesos auditar, con quién reunirte y qué debes de preguntarle al compañero auditado para que te explique cómo se desarrolla el proceso en el que él o ella interviene y qué registros de control se queda como información documentada.

  • Este es el momento de preguntar a la persona que estás auditando cualquier duda o asunto que no te haya quedado claro antes de tomar la decisión de si está cumpliendo o no con los procedimientos establecidos.

Consejo 8: Identifica y registra no conformidades y observaciones

  • En esta fase, es donde analizas y decides después de hablar con el auditado, si se está produciendo un incumplimiento en los procesos o procedimientos establecidos en la organización (no conformidad) o pese a cumplir,

  • Esa situación, podría convertirse en un incumplimiento en un futuro (observación).

Consejo 9: Entrega del informe de auditoría interna


  • Llegados a este paso, tan solo tendrás que prepararte la reunión de cierre y comunicar los resultados a la persona o personas a los cuales debes informar.

  • Este es el mejor momento para, una vez analizado el resultado de la auditoría, establecer las acciones necesarias para mejorar los procesos en los cuales se ha fallado.

  • No todo habrán sido no conformidades y observaciones. Seguro que habrás encontrado muchas cosas que se están haciendo muy bien.

  • Refléjalo también en el informe y comunícalo a la persona que estés informando.


0 vistas0 comentarios